Renders exteriores casa unifamiliar en Barcelona

Tras las vacaciones retomamos nuestro blog para compartir uno de nuestros últimos trabajos. Se trata de dos renders exteriores de una casa unifamiliar de lujo ubicada en la parte alta de la ciudad de Barcelona y diseñada por el despacho de arquitectura MIRAG, quienes volvieron a contactar con nosotros para este nuevo proyecto.

A petición de muchos de vosotros, esta vez queremos mostraros el proceso de trabajo que seguimos para realizar un render tomando como ejemplo esta vivienda unifamiliar.

En una primera fase se realiza el modelado de la casa definiendo la geometría de la misma a partir de la documentación aportada por el cliente. Una vez tenemos las líneas básicas de la vivienda colocamos el entorno real que hemos obtenido de una fotografía realizada in situ.

Con el modelo definido, se disparan una serie de fotografías con diferentes encuadres con el fin de enviarlas al cliente y que pueda escoger las que más le interesen. En este mismo punto, se empieza a iluminar la escena. Dependiendo del fin al que vaya destinado el render se colocará una iluminación u otra. Si el render va enfocado al proceso de comercialización se acostumbra a usar una luz diurna que de calidez al proyecto. En cambio, si el render se destina a concursos de arquitectura se amplia el abanico de iluminación pudiendo aplicar luces de atardecer, nocturnas o incluso realizar escenas de lluvia.

Una vez elegida la vista y la iluminación, se trabaja únicamente con ellas de manera que quede acotado el espacio que aparecerá en el render.

A continuación, se le asignan materiales a la geometría. Es en este punto donde el render adquiere más realismo mediante las texturas, tonalidades, reflejos o transparencias de los diferentes materiales.

Otro detalle que aporta realismo al render es la decoración interior de las viviendas. Las fotografías de arquitectura se suelen realizar sin ningún tipo de mobiliario pero cuando los renders se destinan a campañas de marketing la decoración interior aporta un aspecto habitable transformándolo en un lugar  acogedor.

Por último, se acaban de ajustar las propiedades de la cámara, así como los parámetros  de iluminación y se procede al renderizado. Este proceso tiene una duración que varía en función de cada proyecto y de la resolución que desee el cliente, en este caso fue de 4 horas con una resolución de 4000x3000px.

Esperamos que este artículo haya resuelto alguna de vuestras dudas.

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × tres =

Pin It on Pinterest